Champú sólido natural de té negro, menta y salvia

Renovado

Revitalizante, cabello frágil.

(pieza de 100g)

Para elaborar este jabón, partimos de una infusión templada de té negro, menta y salvia que, combinados, son un potente fortalecedor del cabello. Está recomendado para cabello con tendencia grasa, con caspa seborreica y, sobre todo, para frenar su caída. Con una magnífica combinación de aceites en su composición, no reseca el cuero cabelludo ni el propio cabello. La esencia, de menta piperita, además, aporta frescor.

Cuando empezamos a utilizar champú sólido natural, siempre recomendamos dar un margen de al menos tres o cuatro lavados para notar el efecto en el cabello, ya que debe desprenderse de todos los sulfatos, siliconas y parabenos que le hemos suministrado. Durante ese periodo de adaptación es normal que notemos el pelo algo más áspero. Es muy importante aclararse MUY BIEN despúes de cada uso.

INGREDIENTES:  Oleato de menta y salvia, aceites de coco, ricino y jojoba, infusión de té negro, salvia y menta, extracto de salvia, hidróxido de sodio, aaee, vitamina E.

*Debido a la elaboración y corte artesanos, nuestros jabones pueden presentar variaciones en sus formas y tonos, siendo sus ingredientes, propiedades y aromas los mismos.

NUEVA PARTIDA

€6.00

El té negro fortalece el cabello gracias a la cafeína que bloquea a la hormona responsable de la caída de cabello (dihidrotestosterona) aportando, además, brillo y suavidad.

La menta acelera el crecimiento del cabello gracias a que sus propiedades bactericidas acaban con la bacteria del cuero cabelludo y a que estimula la circulación, haciendo que el folículo reciba más nutrientes. Debido a que regula los niveles de pH, ayuda también a regular el cabello graso.

La salvia, rica en antioxidantes, previene el envejecimiento del cabello, aportando fuerza y brillo. Recomendada en tratamientos anticaspa.

Champú natural para revitalizar tu cabello: propiedades y razones para usarlo

Cuando se trata de la salud, no se debe bromear. Y la salud no sólo implica cuidarse de un resfriado o una gastroenteritis e intentar prevenirlas. La salud también tiene que ver con cuidar el aspecto físico, fundamentalmente la piel, el cabello o las uñas.

Por lo mismo que no queremos tener una piel seca o demasiado arrugada, tampoco querremos tener un cabello graso, que sufra, o que tienda debilitarse y a caer, algo común en los hombres pero que también está presente entre las preocupaciones del público femenino. Hay un cierto componente psicoemocional y de hábitos que puede influir en este fenómeno: el estrés es uno de ellos.  Episodios traumáticos o, simplemente, un fuerte ritmo de trabajo con escaso tiempo libre o de descanso, pueden causar la caída del cabello, que también depende de factores externos como el clima o las estaciones.

Beneficios del uso de champú natural para revitalizar el pelo

Aparte de intentar aprender a gestionar esas situaciones que nos nublan el sueño y que tienen efectos negativos para nuestro bienestar,  tanto físico como psicológico, es importante contar con otros recursos que puedan ayudar a que los efectos no vayan mucho más allá. En este sentido, contar con un champú natural revitalizante podrá ayudar a que el cabello que perdía fuerza se mantenga firme y no claudique ante ese período de estrés y ansiedad.

Utilizar un champú natural para cuidar el pelo cobra sentido y evita el uso de componentes químicos cuya aplicación repetitiva puede dañar el cuero cabelludo, producir picores o viciarlo. Se está apostando, de nuevo, por los remedios naturales y la artesanía está volviendo a ocupar cada vez más espacio en el mercado de productos sostenibles y de cuidado personal.

Lamalvaflor contiene una serie de soluciones para el cabello que dependen sólo y exclusivamente de la naturaleza. Es el caso del champú natural de menta y salvia que se elabora  artesanalmente a partir de una infusión de templada de té negro, menta y salvia cuya combinación es perfecta para evitar la caída y fortalecer el cuero cabelludo.

Champú natural: el té negro y sus propiedades

Las propiedades del té negro para el cabello son muy beneficiosas por su composición, fundamentalmente en lo que se refiere a evitar la caída del cabello y fomentar su revitalización y energía. Al contener cafeína, ésta contribuye a bloquear la dihidrotestosterona, hormona responsable del debilitamiento del cabello al contraer los folículos pilosos.

En la naturaleza se puede encontrar muchas de las soluciones a los problemas de salud o físicos. El té negro es una muestra de ello porque, además, sus beneficios también son conocidos en lo referido a la salud bucal y, dicen los expertos, también favorece a la agilidad mental y concentración.

El champú natural de menta y salvia da resultados reales desde el tercer o cuarto lavado. Se podrá observar que el cabello vuelve a recuperar brillo, fuerza, energía y con la tranquilidad de haber utilizado sólo ingredientes naturales como la infusión de té negro, oleato de menta y salvia, aceites de coco, ricino y jojoba, salvia y menta, hidróxido de sodio y vitamina E.

Aumenta el consumo mundial de productos y champús naturales 

De acuerdo con L'Observatoire des Cosmétiques, el uso y consumo de productos naturales y ecológicos se duplicará para el año 2020 y ya se están empezando a consolidar las primeras peluquerías llamadas ecológicas, esto es porque el cuidado del cabello es importante y tenerlo sano ayuda a mantener el equilibrio y el bienestar en la persona.

Y así, no es de extrañar que ya existan esmaltes de uñas veganos. Éstos no son otros que naturales, ricos en nutrientes, sin ningún tipo de componente artificial y que, además, son sostenibles con el medio ambiente.

Pero más allá de grandes marcas y estrategias empresariales, hay que mirar en el fondo, en la convicción y la certeza de que los ingredientes que se utilizan son los adecuados para la problemática que se quiere resolver – en este caso, evitar el debilitamiento del cabello. 

Afortunadamente, en la actualidad, parece que se está dando una tendencia positiva en la búsqueda de una alimentación sana y una nueva conciencia en el consumo orientada a la compra de productos naturales y ecológicos. También en el terreno de los cosméticos.

De hecho, según un informe del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) ya un 25% de la sociedad española consume a diario productos de base ecológica, responsables con el entorno y 100% naturales. La alimentación es líder, es el primer paso para conseguir cualquier objetivo. Las marcas de distribución lo saben bien y cuentan cada vez con más espacio en sus lineales dedicado a este tipo de productos. Pero no hay que olvidarse de que hay encontrar un equilibrio en todos los productos que consumimos, también, en lo referido a cuidado personal.

Productos relacionados