Mini lingote de laurel y aceite de Neem

Renovado

Pieles atópicas. Antioxidante, regenerador. Especial psoriasis

(pieza de 100g)

El laurel, su aceite y su jabón, merecen para nosotros un capítulo aparte. Fue nuestro principio, el primer jabón que elaboramos y el que seguimos usando. Procuramos respetar al máximo la tradición de los artesanos jaboneros que lo hacían hace 4000 años. Hacemos nuestro oleato de laurel con las bayas y hojas como en Alepo, los sometemos a un proceso de maceración y posterior curación larguísima, de varios meses. Para la piel es mágico y terapéutico.

INCI-INGREDIENTES: Olea europaea oil (aceite de oliva), aqua, cocos nucifera oil (aceite de coco), sodium hydroxide, vegetable oil (aceite de semillas), azadirachta indica oil, butyrospermum parkii butter, hydrolized oat flour, aluminum silicate (bentonite), tocopherol (vitamina E).

*Debido a la elaboración y corte artesanos, nuestros jabones pueden presentar variaciones en sus formas y tonos, siendo sus ingredientes, propiedades y aromas los mismos.

NUEVA PARTIDA

€2.75

El laurel (Laurus nobilis) es un arbusto o árbol perenne originario de la zona mediterránea. Por su riqueza en antioxidantes, ácidos grasos, vitamina B6, vitamina C, potasio, fósforo, calcio y magnesio, es utilizado en el tratamiento de contusiones, quemaduras, úlceras, acné, ayuda a prevenir la aparición de arrugas al eliminar el estrés de la piel, regenera la epidermis y posee propiedades bactericidas.

Es el símbolo preferido en la astrología para el signo de Aries. El dicho antiguo “el que planta un laurel nunca lo verá crecer” hace referencia al crecimiento lento de la planta. En la antigua Roma existía la creencia de que el laurel alejaba los rayos, por eso el emperador Tiberio vestía una corona de laurel cada vez que escuchaba el estruendo de los truenos. Plinio el viejo lo recoge, y asegura no conocer casa plantada con laureles que fuera alcanzada por un rayo.

Productos relacionados