Exfoliante natural de café y azúcar moreno Mini

Nuevo

Exfoliante-hidratante. Activador, antioxidante.

(ahora 125g)

El exfoliante natural de café y azúcar moreno, además de ayudar a la renovación celular, aporta efectos antioxidantes a la piel, estimulando la circulación y favoreciendo la pérdida de grasa y celulitis.

Con un alto contenido en aceite de coco*, convierte la exfoliación en una experiencia agradable, confortable y estimulante. Es un "dos en uno" 100% natural que elimina células muertas e hidrata profundamente.

INGREDIENTES: oleato floral, aceite de coco, café, azúcar moreno, aceite de perfume y vitamina E.

*Debido a su alto contenido en aceite de coco, la textura del exfoliante variará en función de la temperatura, siendo más sólido en invierno y más líquido en verano, sin que se alteren sus propiedades.

APLICAR CALOR PARA FUNDIR EL ACEITE DE COCO EN CASO DE PRESENTARSE SÓLIDO.

€6.00

La exfoliación consiste en la eliminación de las células muertas de las capas superficiales de la epidermis para dejar paso a las células nuevas. Este tratamiento da como resultado una piel más luminosa, renovada y oxigenada. Además, la exfoliación evita que los pelos se enquisten, activa la microcirculación, combate la celulitis y piel de naranja, limpia y purifica. Acompañada de la hidratación con aceites, se convierte en un tratamiento completo de reparación de la piel.

El aceite de coco mejora el estado de la piel y restaura su humedad, dejándola suave y sedosa. Es desinfectante y antimicrobiano debido a la elevada presencia de vitaminas de carácter antioxidante. Su uso en exfoliantes (después o durante el tratamiento) ayuda a calmar la piel y restaurar su hidratación ya que algunas exfoliaciones son algo agresivas y pueden dañarla.

El café en grano molido favorece la eliminación de células muertas. Es un importante antioxidante que, además, ofrece efectos antiinflamatorios, calmantes, astringentes, diuréticos, estimula la circulación, favoreciendo la pérdida de grasa y celulitis, y elimina toxinas, proporcionando una piel tersa y luminosa.

Los cafetos son arbustos de las regiones tropicales del género Coffea. Los frutos son carnosos, y se conocen como cerezas de café; tienen dos núcleos, cada uno de ellos con un grano de café. El grano de café es la semilla de la planta. El árbol del café procede del norte de Etiopía (antes llamada Abisinia), en el oriente de África. Una leyenda muy difundida sobre el origen del café es la de un pastor de Abisinia llamado Kaldi que observó el efecto tonificante que unos pequeños frutos rojos de unos arbustos habían tenido sobre las cabras que lo habían consumido, efecto comprobado por él mismo al renovarse sus energías. Kaldi llevó unas muestras de hojas y de frutos a un monasterio, o a un santo musulmán en otras versiones, donde los monjes probaron el brebaje preparado a base de los frutos, para evitar quedarse dormidos en los oficios nocturnos.

 

Productos relacionados